martes, 19 de mayo de 2015




Patatas medievales








…¡¡¡ Si !!!... ya se que parecen patatas a la riojana… y no voy a negar que esa fue mi primera intención…



…Pero una vez repasados los ingredientes… comprendí que de riojanas tenían poco… por no decir nada… salvo que las patatas fueran de allí…



…Y pudieran ser… porque resultaron buenas de verdad…










…Como… el perejil era cántabro… el tomate seco extremeño… el chorizo y el trocito de sobrasada mallorquines… el aceite andaluz… y la cebolla de ‘’vaya a saber de donde’’… tomé la firme resolución de llamarlas ‘’Patatas medievales’’…



…No por la procedencia de los ingredientes… sino porque esta receta es mas vieja que la tos… ha quitado mil hambres… y les quedan muchos mas por quitar…












…¡¡¡ Si !!!... ya se que este tipo de tomate debe meterse a remojo un tiempo antes… pero suelo utilizarlo así… picado y que se ablande mientras cuece… Cosa de las prisas… que hacen que descubras que también resulta rico de esta manera…











…Una vez pochada la cebolla… añadí el chorizo y la sobrasada… por eso de que si soltaban mucha grasa retirarla… Lo único que ‘’soltaron’’ fue un olor riquísimo y un tono colorado que me obligó a suprimir el pimentón dulce…











…Al rehogar las patatas en ello… ya se presagiaba un buen resultado final… por todo… por el color… por el olor… y por la pinta que iban tomando…












…Un plato humilde… como somos en esta casa…



…Nunca dude de que… un cántabro… un extremeño… un mallorquín… un andaluz… y posiblemente un riojano… ’’se pudiesen llevar tan bien’’...









…*De…  ’’Las cosas… a veces… no son lo que parecen’’



*******


No hay comentarios:

Publicar un comentario